Compliance Penal

trribunal de justicia

Representante de la persona jurídica en un procedimiento penal

24 febrero, 2021

La Ley de Enjuiciamiento Criminal (en adelante, “LECrim”), contiene una serie de normas destinadas a regular la toma de declaración de la persona jurídica en los casos en los que ésta resulte imputada en un procedimiento penal. De esta forma se deberá nombrar el representante de la persona jurídica en un procedimiento penal.

Centrándonos en concreto en la persona que deberá proceder a emitir la declaración, el art. 119 de la LECrim establece que la persona jurídica deberá nombrar un representante especialmente designado para llevar a cabo la comparecencia.

En el ámbito doctrinal se han planteado diversos debates relativos a la naturaleza del representante de la persona jurídica en un procedimiento penal. Si bien podría considerarse como una figura híbrida, con peculiaridades propias tanto del investigado como del testigo.

El nombramiento del representante especialmente designado puede recaer tanto en una persona de la propia organización como en un tercero. Sin embargo, consideramos más aconsejable la primera opción. En el sentido de que se trata de una persona que conoce el funcionamiento de la organización, su estructura departamental y el Modelo de Compliance implantado en la misma.

De igual forma, no podrá nombrarse como representante especialmente designado a quien vaya a actuar en el juicio en calidad de testigo o tenga la condición de persona investigada.

Asimismo, la STS 154/2016, de 29 de febrero de 2016, pone de relieve el posible un posible conflicto de interés. Este podría darse entre los intereses de la persona jurídica y los intereses particulares de aquellos que, en principio, estarían destinados a llevar a cabo las funciones de representación de la misma, tales como representantes o administradores.

Esta sentencia destaca también la falta de lógica que supondría el hecho de que el nombramiento pudiera recaer en la presunta persona física autora de los hechos punibles.

FUNCIONES DEL REPRESENTANTE DE LA PERSONA JURÍDICA EN UN PROCEDIMIENTO PENAL

Debemos destacar las siguientes funciones y atribuciones:

  • Recibir la imputación de la persona jurídica.
  • Asistir a las diligencias de investigación y a la prueba anticipada.
  • Declarar sobre los hechos.
  • Declarar sobre la participación de la entidad imputada y de las demás personas que hubieran también podido intervenir en su realización.
  • Asistir al acto del juicio oral. Sin perjuicio del derecho a guardar silencio, a no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable. Además de ejercer el derecho a la última palabra al finalizar el acto del juicio.
  • Comparecer en el trámite de adopción de posibles medidas cautelares.

En todo caso, podría considerarse que el objetivo fundamental de la declaración del representante especialmente designado es acreditar la eficacia jurídica del Modelo de Compliance.

En este sentido, resulta fundamental establecer en las organizaciones Modelos de Compliance adaptados a los requisitos establecidos en el artículo 31 bis del Código Penal. Es imprescindible llevar a cabo acciones formativas destinadas a la concienciación y sensibilización de los profesionales. El objetivo final de estas acciones es fomentar a nivel interno una cultura basada en sólidos estándares éticos y en un firme compromiso de cumplimiento de la legalidad vigente.

Si desea conocer más sobre nuestros servicios de Compliance, canal de denuncias, investigaciones internas y planes de formación, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Escriba a info@idbocompliance.com o llame al número 918 311 396. Asimismo, podrá consultar todos nuestros servicios de Compliance a las empresas en la web.