Compliance Penal

Compliance sector automóvil

Compliance en el sector del automóvil

7 enero, 2020

El sector de la automoción se ve afectado por una amplia regulación normativa, que incide en los diferentes operadores que intervienen en dicho sector (fabricantes, concesionarios, empresas de alquiler, etc.).

Todo ello da lugar a una situación en la que la posibilidad de incumplimientos legales se ve incrementada y, por ende, la probabilidad de sufrir sanciones de diversa índole, a lo que debe añadirse escándalos de gran repercusión mediática ocurridos en los últimos años, como el famoso caso de las emisiones de Volkswagen.

Son numerosas las noticias que aparecen en los medios de comunicación en relación con delitos cometidos en el ámbito de empresas del sector, tales como blanqueo de capitales, tráfico de drogas, etc. Especialmente relevantes son los supuestos de estafas de diversa índole (modificación del kilometraje, suministro al cliente de información falsa, etc.).

Tan solo hace unas semanas teníamos conocimiento de una de las mayores estafas del ámbito automovilístico, acompañada de actos de blanqueo de capitales, todo ello con origen en una familia de Mallorca que, a través de una empresa de alquiler de vehículos, vendió irregularmente numerosos automóviles que tenía alquilados, obteniendo ilícitamente un beneficio de unos 50.000.000 €, con el objetivo de ocultar, mediante el importe de las ventas, el desvío de dinero de la propia compañía a paraísos fiscales.

La incorporación a nuestro ordenamiento jurídico del régimen de responsabilidad penal de las personas jurídicas ha supuesto la posibilidad de que no solo sean condenadas por la vía penal las personas físicas, sino también las personas jurídicas, a través de sanciones que podrían suponer un grave riesgo para la estabilidad o la supervivencia del negocio:

  • Multas de hasta 9.000.000 € o proporcionales al beneficio obtenido ilícitamente o al perjuicio causado.
  • Disolución de la empresa.
  • Suspensión de actividades.
  • Clausura de locales.
  • Prohibición de realizar en el futuro las mismas actividades.
  • Inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas, para contratar con el sector público y para gozar de beneficios o incentivos fiscales.
  • Intervención judicial.

Por todo ello, la implantación de Programas de Compliance se configura como una necesidad de vital importancia para las empresas y operadores del sector, con el objetivo de protegerse frente a una eventual responsabilidad penal, con las correspondientes consecuencias negativas que ello podría acarrear, no solo desde un punto de vista jurídico, sino también por la más que probable afectación reputacional.

Conscientes de esta necesidad, en IDBO hemos creado, entre otras, una herramienta específica de e-Compliance para concesionarios de automoción, gracias a la cual las empresas de este sector podrán disponer de un Programa de Compliance completamente adaptado a su actividad y a las particularidades de su empresa.

Descubra más sobre nuestros Servicios de Compliance para empresas en https://idbocompliance.com/ e https://idbocanaldedenuncias.es/