Compliance Penal

Canal de Denuncias

Canal de Denuncias – Obligatoriedad para las empresas

17 junio, 2019

El pasado mes de abril, el Parlamento Europeo aprobó con 591 votos a favor, 29 en contra y 33 abstenciones, una propuesta de Directiva dirigida a establecer unos estándares compartidos para proteger a aquellas personas que denuncien infracciones de la legislación comunitaria, denominados whistleblowers, en el ámbito de sus actividades laborales.

La necesidad de adoptar unas normas específicas en tal sentido tiene su justificación en los recientes escándalos internacionales, tales como el Dieselgate, los Pánama Papers o el caso Cambridge Analytica, los cuales han puesto de manifiesto el papel fundamental que revisten los denunciantes para el descubrimiento de delitos cometidos en el seno de las empresas.

La propuesta de Directiva aprobada por el Parlamento Europeo, la cual ha sido aceptada ya por parte de los Estados miembros, necesita ahora la aprobación del Consejo y, a partir de ese momento, los Estados tendrán un plazo de dos años para transponerla dentro de sus respectivos ordenamientos.

Entre las medidas a adoptar, se destaca la obligatoriedad para las empresas privadas que cuenten con 50 o más empleados, independientemente de la naturaleza de sus actividades, de establecer unos canales y procedimientos que permitan a sus empleados, colaboradores u otros terceros que tengan relaciones con las mismas, de denunciar las conductas que sean contrarias a la normativa europea.

Asimismo, la propuesta de Directiva prevé la posibilidad para los Estados miembros de imponer dicha obligación también a empresas que tengan menos de 50 empleados, en el caso de que las específicas características de la actividad empresarial comporten un elevado nivel de riesgo, sobre todo en relación con temas medio ambientales o de salud pública.

Además, la propuesta de Directiva prevé que el Canal de Denuncias pueda ser tanto interno como externo y tendrá que asegurar, en ambos casos, la confidencialidad de la identidad del denunciante, previniendo también el acceso a la denuncia por parte de terceras personas no autorizadas.

Con el claro objetivo que las empresas españolas puedan disponer de un Canal de Denuncias externalizado, IDBO Compliance ha desarrollado un servicio exclusivo con las máximas garantías de seguridad y confidencialidad para el denunciante, con contratación y activación online en tiempo real desde 30 € al mes.

Ahora puede proteger su empresa, su reputación y evitar posibles multas con nuestro servicio 100% anónimo y seguro. No espere más y contrátelo en https://idbocanaldedenuncias.es/

Fuentes: